Archivo mensual: abril 2010

Peludas y libres

 Crónica de una mañana de domingo con fotos incluidas

 Cuando piensas que la ciudad (en particular este Reino de Rita en el que vivimos) no puede darte más disgustos, vas y te topas con algo que te alegra.

 De todos modos hoy no era uno de esos días de andar enfadadas con el mundo: sol, regreso de nuestros respectivos pueblos y comida familiar. El trayecto el mismo de siempre,  Blasco Ibáñez arriba Blasco Ibáñez abajo. Y en una de sus tantas cabinas telefónicas:

  Suavitas, la empresa quitapelos por excelencia, la que ayuda a mujeres, metrosexuales y maricas varios a deshacerse de sus pelambras sobrantes.

 “Una excusa para depilarte” dice el anuncio… cuando todos sabemos que no se trata de excusas sino de presiones. Los pelos (femeninos) incomodan y hemos de someternos a las inefables torturas de la cera caliente para ser aceptadas como miembros respetables de la sociedad. Para parecernos a las que salen por la tele… ¡si Frida Kalho levantara la cabeza!

 Y la cuestión es que muchas, incluso las que luchamos en contra de esa imagen que el heteropatriarcado impone, no somos capaces de tirar de una vez la Epilady por la ventana. Desde aquí nuestro respeto, apoyo y profunda admiración a todas aquellas féminas que se dejan crecer los pelos a pesar de todo.

 El caso es que allí estábamos nosotras en mitad de la acera adorando a las excelsas bándalas que, spray en mano, mancillaron el susodicho anuncio. Pero el heteropatriarcado no tardó en hacer acto de presencia en forma de la típica pareja de cincuentones valencianos eternamente escandalizados.

  Primero se sorprendieron de ver a alguien haciendo una foto a una cabina, luego se horrorizaron al leer lo de “peludas y libres” y finalmente acabaron de espantarse ante el lesbianismo de las fotógrafas. Visiblemente indignada la mujer se cogió del brazo de su esposo como buscando un aliado ante el despropósito de aquella estampa que acababa de contemplar. ¿ O tal vez quiso evidenciar su decencia, su heterosexualidad y su perfecto rasurado?

8 comentarios

Archivado bajo Heteropatriarcado, Valencia